Popular Post

Posted by : Jorge García martes, 10 de abril de 2018



La primavera ha venido loca como debe ser. Tan pronto hace 20º como que al día siguiente vuelve el invierno, sol, lluvia, viento....... Es ahora el momento en el que debemos adaptarnos al máximo para localizar y sacar patrones para poder obtener resultados. Los pequeños detalles marcarán la diferencia. 

Eso exactamente pasó durante una de mis últimas jornadas. Decidimos ir al pantano pese a poner lluvia y una bajad importante de temperatura con respecto al día anterior. Empezamos pescando en zonas someras con jerkies. Tras unos cuantos lances vi el primer bass por la orilla. Empiezo a lanzarle  pero se muestra apático, frío. Va, viene, se vuelve a ir...... pero en una de estas una enorme bocaza aparece rompiendo la superficie y el jerky desaparece. Era un buen lucio, unos segundos de lucha y ocurre lo previsible parte el bajo. Al instante, unos metros por delante se repite la situación pero esta vez con mi padre como protagonista con similar desenlace. Tras el susto y el mosqueo cambiamos el bajo añadiendo uno para lucio y yo ato otro jerky como el inicial amarillo fosfórito arriba y todo lo de abajo blanco con brillos. Una combinación mortal sobre todo para días como estas condiciones atmosféricas.



Los resultado no se hicieron esperar. Llegamos a una zona nueva. Era la desembocadura de un arrollo. Una buena zona. Lo primero que observé fue varias carpas por la zona. Empezamos a pescar y los los ataques a mi streamer no se hicieron esperar prácticamente uno tras otro, los lucios no paraban y mi padre alucinaba el ni uno. Lo curioso es que me puse justo después que él y al minuto de haber él pescado ese punto sin resultados al primer lance...... zas...... pez. Cosas de la pesca diferentes recogidas, color....



Pasamos la zona y el terreno cambio. Ya no era tan llano, por lo que la orilla ganaba profundidad. Todo cambio ni una picada ni nada por lo que decidimos volver sobre nuestros pasos. Al llegar a la zona volvió a ocurrir lo mismo pero ya no solo lucios, sino que también los basses atacaban. Logré clavar un gran, gran ejemplar que se soltó al poco tiempo. Al poco tiempo, otro bueno atacó y este si que se fotografió. Me encanta los colores que tienen ahora con los color coca cola. Después, siguieron mas lucios y picadas. Mi padre desesperado y nada mas llegar a casa no dudo en montarse unos cuantos en dicho color jajajjajajajjaa.





Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Universal Fly Fishing - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -